Delante la chimenea con la Palabra de Dios

En esta secciòn se ofrecen algunas reflexiones sobre la Palabra de Dios del dìa festivo, preparadas por la comunidad cada semana. Este material trata de responder a una doble exigencia de todos: a) Escuchar la Palabra de Dios en la misa dominical habiendola ya meditado en modo serio y profundo; b) Adecuar la homilia o la catequesis en el mejor modo a la sensibilidad y a las situaciones concretas de los fieles. El camino realizado, ya desde hace 40 años ha demostrado que este mètodo –aunque si no es el ùnico ni el òptimo- mejora la calidad y los contenidos de la homilia. Esto se transforma en un valioso servicio que los laicos ofrecen al sacerdote y el sacerdote ofrece a la comunidad de los fieles. Despuès de esta experiencia como grupo, se sintiò la exigencia de ofrecer tambièn un “rastro” escrito para que la reflexiòn continùe durante la semana en familia. Ahora el textò està disponible a travès de internet: la nueva “chimenea”, donde la familia puede reunirse alrededor de la Palabra de Dios y del fuego del Espìritu Santo. La Iglesia invita cordialmente a preparar un corazòn bien dispuesto a escuchar y a profundizar la Palabra de Dios.

Textos traducidos por María Beatriz May y María del Carmen

 

Viewing entries tagged with 'Anno B 2015'

VI Domingo De Pascua

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 6 May 2015

gialloComo el Padre me ha amado a mí, así amense los unos a los otros

Lecturas: Hechos 10, 25-27. 34-35.44-48; I Juan 4, 7-10; Juan 15, 9-17.                      

1 - ¿Cómo?...así – Todavía estamos en el Cenáculo de la Última Cena para escuchar el paso más sublime del discurso de Jesús: “Así como el Padre me ha amado a mí, así ámense los unos a los otros” Ahora entremos en el fondo del misterio inaccesible de Dios: Jesús nos ha amado con la misma intensidad con la que el Padre lo amó. Parecería increíble si no hubiera sido Él a revelárnoslo. Y este amor común del Padre y del Hijo, que nos han dado, es el Espíritu Santo, ¡el poder divino de amar a todos!

Continua

Tags:

V Domingo De Pascua

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 2 May 2015

gialloEl que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto

Lecturas: Hechos 9, 26-31; I Juan 3, 18-24; Juan 15, 1-8.                      

1 - Una recomendación– En la Última Cena, Jesús da a los apóstoles algunas recomendaciones muy importantes. Entre ellas, da una: "Permanezcan en mí, porque sin mí no pueden hacer nada"; y explica: "Como el sarmiento no puede dar fruto si no está unido a la vid, así tampoco ustedes, si no permanecen en mí". El que cree que puede dar frutos por sí mismo de vida cristiana, no está unido a la vid-Cristo; y quien no está unido a la vid no es cristiano. De esta manera se pueden  explicar muchas historias de fracasos personales y cismas dolorosos que quebraron la unidad de la Iglesia. Jesús es perentorio: ¡no pueden hacer nada sin mí!

Continua

Tags:

IV Domingo De Pascua

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 2 May 2015

gialloConozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí

Lecturas: Hechos 4, 8‑12; I Juan 3, 1‑2; Juan 10, 11‑18.                      

1 ‑ El buen Pastor –  A Jesús le gusta describirse como un buen pastor frente a los hombres con el fin de enfatizar que él es el verdadero líder y guía de la humanidad, porque es el Salvador “que da su vida por sus ovejas”. La relación que lo une a nosotros es, pues, esencialmente un don de amor total y supremo, un servicio muy alto de verdad para la salvación del mundo: “Yo conozco a mis ovejas - Tengo otras ovejas que no son de este redil, y también a ellas debo traerlas” (Evangelio). En este contexto no hay sombra de supremacía, sino de servicio humilde a todos los hombres.

Continua

Tags:

III Domingo De Pascua

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 2 May 2015

gialloLes abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras

Lecturas: Hechos 3, 13-15.17-19;  I Juan 2, 1-5;  Lucas 24, 35-48.                      

1 – El Cenáculo - Es el primer pequeño templo de la nueva Jerusalén cristiana: la iglesia de Jesús.  Él reunirá a los apóstoles en la noche del Jueves Santo para celebrar su primera Pascua de muerte y resurrección, instituyendo la Eucaristía, dándoles el poder de perdonar los pecados, consagrándolos sacerdotes y enviándolos como testigos para evangelizar el mundo. En el Cenáculo, después de cincuenta días dona el Espíritu Santo a todo el mundo. El Cenáculo es la plena expresión de la liturgia Pascual donde Cristo reune a sus fieles, se presenta como  Palabra y como Carne, nutre y desarrolla la comunidad cristiana. También los apóstoles continuaran reuniendo la primera comunidad de Jerusalén durante mucho tiempo, y celebrarán el primer sínodo solemne de Jerusalén.

Continua

Tags:

II Domingo De Pascua

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 11 April 2015

gialloDichosos los que no han visto y sin embargo creen

Lecturas: Hechos 4, 32-35; I Juan 5, 1-6; Juan 20, 19-31.                      

1 – El octavo día – Es el día de la Resurrección de Cristo y el mundo. Se llama así porque es un día distinto a todos los demás que forman la semana: día que anuncia los tiempos nuevos de la salvación y adelanta el eterno “Día de Dios”. También la arquitectura de las iglesias cristianas, especialmente los baptisterios, con su forma octogonal, simbolizan el octavo día - El día de la resurrección de Jesús comienza muy temprano, antes del amanecer, con el terremoto que abre el Sepulcro de Cristo, y acaba a noche alta, cuando Jesús aparece todavía a sus discípulos reunidos en el cenáculo y les muestra sus manos y su costado como prueba física de su resurrección. Esas manos y ese costado, de donde surgió la nueva Vida, son y serán para siempre el testimonio de una Pascua que jamás tendrá fin ...

Continua

Tags:

Pascua De Resurrección

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 4 April 2015

gialloCristo nuestra Pascua fue inmolado;  ¡hagamos fiesta en elSeñor!

Lecturas: Hechos 10, 34.37‑43;  Colosenses 3, 1-4;  Juan 20, 1‑9.                      

1 – El sepulcro vacío – En la mañana de Pascua, Simón Pedro y Juan - avisados por las mujeres y por María Magdalena de la desaparición del cuerpo de Jesús del sepulcro- corren al Calvario, siendo los primeros a entrar en el sepulcro vacío y ven el sudario y las vendas, utilizados para la sepultura de Jesús, enrollados cuidadosamente a los costados del lecho tumbal. Para Juan es claramente el "signo" dejado por Jesús resucitado: ¡“vio y creyó”! También hoy el signo no cambia: el sepulcro vacío de Jesús es la primera prueba de que está vivo, libre de los muertos, viviente entre nosotros. Toda la creación viene  sacudida por un nuevo estremecimiento de vida divina: ¡finalmente en Cristo resucitado el hombre se encuentra a sí mismo y se convierte en “nueva criatura”!

Continua

Tags:

Domingo De Ramos

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 27 March 2015

rosso¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!    

Lecturas: Isaías 50, 4‑7; Filipenses 2, 6‑11; Marcos 14, 1‑15,47.                      

1 – La hora suprema – Es el momento en el que Jesús ofrece su vida en la cruz por la salvación de la humanidad: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. ¡Todo se ha cumplido!” A partir de ese momento comienza la nueva creación. Cuando Dios creó el cielo y la tierra, hizo al hombre a su imagen y semejanza; cuando Cristo redimió al hombre, se convirtió en todo similar a los hombres, excepto en el pecado, para restituirlos a la vida divina. La Pasión de Jesús, de la noche del Jueves Santo en el Getsemaní, a la tarde del Viernes Santo en la cruz y en el sepulcro, encierra en sí todas las fases de esta nueva creación.

Continua

Tags:

V Domingo De Cuaresma

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 19 March 2015

violaQuien vive preocupado solamente por su vida, terminará por perderla; en cambio, quien no se apegue a ella en este mundo, la conservará para la vida eterna    

Lecturas: Geremías 21, 31‑34; Hebreos 5, 7‑9; Juan 12, 20‑33.                      

1 – La Hora de Cristo – A pocos días de su pasión y muerte, Jesús  siente que finalmente ha llegado "su hora": salvar al mundo del pecado y abrir nuevamente a los hombres la puerta de la Vida divina. Jesús vino sólo para esto: para salvar al mundo de la muerte eterna. El hombre-Jesús advierte el peso desmesurado del momento supremo, en el que coincide la historia de cada hombre con su vida personal: un solo destino. Y ruega así al Padre: “Ahora todo mi ser está angustiado, ¿y acaso voy a decir? Padre, sálvame de esta hora difícil?” ¡Si precisamente para afrontarla he venido!  ¡Padre, glorifica tu nombre! (Evangelio). El tiempo de Cristo Salvador une la muerte de Cristo con la hora de nuestra salvación. También nosotros, gracias a Jesús Crucificado, llegamos finalmente a esta hora!

Continua

Tags:

IV Domingo De Cuaresma

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 11 March 2015

violaTodos los que se comportan mal, detestan y rehuyen la luz,los que actúan conforme a la verdad buscan la luz     

Lecturas: 2 Crónicas 36, 14-16. 19‑23; Efesios 2, 4‑10; Juan 3, 14‑21.                      

1 ‑ Luz y tinieblas – “La luz vino al mundo, pero la humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos. Pues todo el que hace lo malo aborrece la luz, y no se acerca a ella por temor a que sus obras queden al descubierto. En cambio, el que practica la verdad se acerca a la luz, para que se vea claramente que ha hecho sus obras en obediencia a Dios” (Evangelio). Este texto ilumina a toda la historia humana, desde Adán a cualquier hombre de todos los tiempos. Por un lado, está la luz de Dios, la Verdad infinita: que no sólo ilumina a todo hombre que viene a este mundo, sino que hace dos mil años vino al mundo en la persona divina de Jesús, el hijo del hombre. Por otro lado, está la acogida que los hombres le han reservado ayer y hoy: quien la ha acogido ha venido a la luz, pero muchos no la acogen porque prefieren las tinieblas del mal a la luz del bien. Ahora, el bien es “actuar la verdad”, no sólo afirmarla teóricamente. En cambio, el mal es no obrar el bien porque se odia la luz. El verdadero pecado es no faltar por fragilidad o ignorancia, pero oponer un neto y perjudicial rechazo a todo lo que es luz de verdad, de amor, de bien.

Continua

Tags:

III Domingo De Cuaresma

Posted by Padre Eugenio Cavallari on 5 March 2015

violaNo conviertan en un mercado la casa de mi Padre    

Lecturas: Éxodo 20, 1-17; I Corintios 1, 22‑25; Juan 2, 13‑25.                      

1 - La primera Pascua – Jesús echa del recinto del templo en Jerusalén a los vendedores de animales y a los que cambiaban dinero porque convirtieron la casa de oración en un mercado. Es uno de los muchos gestos mesiánicos, indicando lo que Jesús está a punto de lograr con la pasión, muerte y resurrección: “Destruyan este templo —de mi cuerpo—, y lo levantaré de nuevo en tres días”. El templo de Jerusalén, de hecho, se convierte en la figura del cuerpo de Jesús, como el corazón humano es el templo privilegiado de la Santísima Trinidad, como la Iglesia de Cristo es su Cuerpo místico. Preguntémonos: ¿No somos, por casualidad, nosotros también los vendedores que hacen mercado con las cosas de Dios, porque hacemos nuestros intereses en la Iglesia?

Continua

Tags:

1 2 3 4 5 6